¿Sirve el dióxido de cloro para el tratamiento de agua?

¿Sirve el dióxido de cloro tratamiento de agua?

El agua es un recurso vital para la humanidad entera, ya que no hay actividad que se realice en la que el agua no sea fundamental. 

Es por eso que en los últimos años, se ha extendido cada vez más el uso del dióxido de cloro para el tratamiento de agua, y el día de hoy nos dedicaremos a discutir profundamente al respecto. 

 

¿Qué es el tratamiento de agua?

El término tratamiento de agua se refiere al conjunto de operaciones unitarias de tipo físico, químico, físico-químico o biológico cuya finalidad es la eliminación o reducción de la contaminación o las características no deseables de las aguas, bien sean naturales, de abastecimiento, de proceso o residuales —llamadas, en el caso de las urbanas, aguas negras—. 

A continuación, estaremos observando la importancia del tratamiento de agua y la eficiencia del dióxido de cloro para el tratamiento de agua.

 

Importancia del tratamiento de agua

Como ya somos conscientes, el agua es el recurso básico para garantizar la vida de todos los seres vivos del planeta. 

El acceso a agua, saneamiento e higiene es un derecho fundamental, y sin embargo, miles de millones de personas de todo el mundo siguen enfrentándose a diario a enormes dificultades para acceder a los servicios más básicos.

Esto se debe a que más del 80 % de las aguas residuales resultantes de la actividad humana se vierten en los ríos o en el mar sin ningún tipo de tratamiento de agua, lo que provoca su contaminación.

Por esa razón, discutir acerca de cómo resolver el problema de la contaminación del agua es primordial, y buscar alternativas como la implementación del dióxido de cloro para el tratamiento de agua es lo que los científicos han dedicado estos últimos años a investigar arduamente.

 

¿Cómo resolver el problema de la contaminación del agua?

El tratamiento de agua es uno de los principales métodos para resolver el problema de millones de personas con respecto al acceso de agua limpia, además que reduce la contaminación de ríos y mares.

El tratamiento de agua se vuelve cada vez más necesario debido a la escasez de agua potable y a la creciente necesidad de la población mundial. Del total de agua que hay en el planeta, tan solo un 2,5 % es agua dulce, y de esa cantidad tan solo el 0,4 % es agua apta para el consumo humano.

A continuación, veremos los usos del dióxido de cloro para el tratamiento de agua.

 

Usos del dióxido de cloro para el tratamiento del agua 

Debido a la continua decadencia del agua, múltiples científicos han dedicado años a la investigación del uso del dióxido de cloro tratamiento de agua, y han logrado obtener resultados impresionantes.

¿Qué es el dióxido de cloro?

El dióxido de cloro que conocemos es un desinfectante de amplio espectro a bajas dosis de uso de aplicación en potabilización de agua, el cual es agregado en el agua potable para encargarse de destruir las bacterias, los virus y algunos tipos de parásitos que pueden causar enfermedades, como el Cryptosporidium parvum y la Giardia lamblia. 

Características del dióxido de cloro tratamiento de agua

  • El dióxido de cloro es un gas altamente soluble en agua de color amarillo verdoso con olor similar al cloro.
  • Desinfectante de tipo oxidante muy efectivo a bajas concentraciones.
  • No es tan reactivo como el cloro o el ozono.
  • Actúa de forma específica solamente sobre algunas sustancias orgánicas.
  • Debido a sus propiedades químicas y limitaciones en transporte, se ha de generar in situ.
  • Poder oxidante 2.5 veces superior al del cloro activo y del peróxido de hidrógeno con un tiempo de contacto 10 veces inferior.
  • Tiene una acción higienizante más prolongada en el tiempo. Es muy estable, no se descompone fácilmente.
  • No forma subproductos peligrosos (trihalometanos o compuestos organoclorados).
  • No altera ni el olor ni el sabor del agua.
  • A las dosis de uso no es tóxico, ni irritante, ni corrosivo.
  • Al ser un oxidante selectivo sobre ciertos sustratos, es eficaz incluso en presencia de materia orgánica.
  • Actúa en un rango de pH menor a 7

 

Beneficios del dióxido de cloro para el tratamiento de agua

El dióxido de cloro tratamiento de agua posee varias ventajas, como por ejemplo:

Capacidad biocida

  • El dióxido de cloro para el tratamiento de agua destruye completamente microorganismos y biofilms.
  • Es el único desinfectante permitido para aguas capaz de matar biofilms y evitar re-deposición. 

¿Qué son los biofilms?

Es un ecosistema microbiano organizado, conformado por una o varias especies de microorganismos asociados a una superficie viva o inerte, con características funcionales y estructuras complejas. 

  • Es eficaz contra todo tipo de microorganismos Bacterias, Hongos, Levaduras, Esporas, Algas, Virus.
  • Posee una capacidad microbicida muy superior al cloro y la de otros productos como los peróxidos.
  • Es un desinfectante más eficaz en la higienización de agua, el único que garantiza el tratamiento.  

 

Usos del dióxido de cloro para el tratamiento de agua

El dióxido de cloro tratamiento de agua se ha puesto en práctica en diversos ámbitos desde el año 1900. Gracias a eso, se han detectado múltiples aplicaciones para el dióxido de cloro para el tratamiento de agua. 

Para el uso de dióxido de cloro  para el tratamiento de agua tenemos distintas opciones en función del tipo de explotación y de los consumos diarios de agua. Entendiendo que el tratamiento de agua constituye un punto clave de la bioseguridad para el desarrollo de distintas actividades, el dióxido de cloro como desinfectante presenta múltiples usos como:

 

  1. En la industria ganadera y en todo tipo de explotaciones. En el sector de producción animal, cada vez se le da mayor importancia a la realización de tratamientos de higienización del agua en las explotaciones.

 

  1. En la horticultura para el lavado de frutas y verduras, tratamiento del agua de riego y el tratamiento de plantas.

 

  1. En la industria alimentaria para el procesado de carnes y pescado, higienización de circuitos, procesado de frutas y vegetales, industria láctea, industria cervecera y de bebidas, producción de congelados.

 

  1. Para el uso de actividades urbanas como hoteles y colectividades, hospitales, piscinas, spas, fuentes públicas, agua doméstica.

 

  1. En el ámbito de farmacéutica cosmética para la higienización de circuitos, tratamiento de agua de proceso.

 

  1. Además, usos industriales como la prevención Legionelosis, el tratamiento de aguas residuales, industria del papel, industria textil.

 

En conclusión, en base a estos múltiples usos en los que se pone en evidencia la eficacia del dióxido de cloro para el tratamiento de agua, podemos concluir que su implementación seguirá generando resultados positivos en lo que respecta a la conservación del agua y el buen desempeño de diversas actividades. Adquire tu dioxido de cloro con nosotros

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *